Expedición

En el año 2004, una expedición de la SGE trató de escalar el Dome Khang (7.260 m). Esta cumbre, situada en un remoto lugar frontera entre Tibet, Sikkim y Nepal, se mantiene virgen.  Desde el 4 de septiembre hasta el 20 de octubre de 2006, una nueva expedición de la SGE tratará de acabar la escalada inconclusa de 2004, junto con la exploración del enorme plateau sobre el que reposan el Dome Khang, el Jonsang Peak (7.460 m) y el Janak (7.044 m), que ha sido escalado por vez primera este mismo año.

427445129e
18a179b8f1

Salvador García-Atance
Jefe de Expediciones de la Sociedad GE
Madrid, 4 de septiembre del 2006

En mi última crónica del 28/5/2004 reflexionaba sobre le impulso natural que habíamos sentido al retirarnos del Dome Khang, de volver a intentarlo. Ahí vamos.

En estos dos años hemos intentado atacar el Dome Khang por Sikkim primero, y por Tibet después pero impedimentos político-administrativos entre Tibet y la India sobre esa frontera, tienen cerrada esa posibilidad desde hace mucho. Impedimentos de difícil comprensión para cualquiera que haya estado en esa remota, deshabitada y elevadísima zona de Asia.

Volvemos, por tanto, por Nepal, que tiene una ventaja y es que conocemos a lo que nos enfrentamos, y un inconveniente, y es que conocemos a lo que nos enfrentamos.

La reflexión sobre el intento en 2004 nos ha iluminado sobre los dos errores que cometimos. En primer lugar y dada la dureza y dificultad del terreno, nuestro campo base estaba demasiado alejado de las dificultades de escalada que se concentran en la arista que sube del Jonsang La al plateau sobre el que descansan los tres siete miles (Jonsang, Dome Khang y Janak). Este año vamos a tratar de montar un campo base muy alto (5.700 – 5.800m) cerca de esa arista.

En segundo lugar, en 2004 nos empeñamos en abandonar la arista (E – O) a una altitud de 6.400m para intentar progresar por un glaciar colgado (al que denominamos Almohada) en la ladera norte del pico. Este año, creemos que después de progresar unos 200 m de desnivel por la Almohada, debemos volver a la arista para alcanzar el resalte final que nos daría acceso al plateau.

El primer reto de este año será de carácter logístico, puesto que convencer a los porteadores de que suban la carga que supone montar un campo base, a 5.700 m, por un terreno extremadamente duro, será muy difícil. Si se les convence, habrá que ver cuántas cargas llegan al campo base y cuánto tiempo dura ese proceso.

El segundo reto, de carácter alpinístico, será superar el tramo de arista y el muro final para llegar al plateau.

Una variable importante será el estado del equipamiento (cuerdas y reuniones) que dejamos montado en 2004. Obviamente, si como esperamos, podemos utilizar ese trabajo acumulado, nuestra progresión será más rápida.

No podemos dejar de hacernos la ilusión de que si conseguimos llegar al plateau, no sólo ascenderemos al Dome Khang sino que podremos explorar la zona e incluso ascender a algún otro de los siete miles que tendremos muy a mano.

Diario

Itinerario (mapa)

Galería fotográfica