Iniciativa

Presentación

Tuve un infarto grave en el Everest en 1992, lo que no me ha impedido desde entonces emprender numerosas expediciones a montañas de la Tierra. Pero las cimas altas del Himalaya han estado para mí prohibidas.

Hace dos años me cargué de optimismo, me sometí a dos intervenciones cardiacas (instalación de “stent” y una larga sesión neutralizando mis arritmias ventriculares para prevenir en lo posible la amenaza de una muerte súbita)

Y haciendo que no veía las miradas escépticas de los prestigiosos cardiólogos que me habían tratado: Dra. Boraíta y  doctores Macaya y Fernández  Ortiz, decidí  irme al Everest.

Quería hacer realidad mi novela “El Lama Milarepa” en la que el personaje, el barón de Cotopaxi, llega a la cima del Everest y convertir la fantasía en realidad.

“Un esfuerzo más y lo que iba a ser un fracaso puede convertirse en un éxito” me dije recordando el Lao Tse.

Pero fue un fracaso. Y esta es su pequeña historia.

*César Pérez de Tudela es explorador de montañas y académico de la Real Academia de Doctores de España. Miembro de Honor de la Sociedad Geográfica Española en 2002.

Diario