Iniciativa

Tras los últimos secretos de la selva

La selva, un lugar aparentemente vedado para el hombre, está deparando muchas sorpresas a la luz de nuevas investigaciones y exploraciones.

Siempre se ha pensado que no era un lugar para que se dieran grandes asentamientos humanos, pero nuevos yacimientos arqueológicos evidencian la presencia de una importante y desarrollada cultura que evolucionó bajo la espesa amazonía y de la que bebieron los incas en sus viajes hacia el este.

Diego Cortijo, de la Sociedad Geográfica Española, director de anteriores expediciones a la amazonía peruana, pudo  documentar en años anteriores la  existencia de importantes lugares  arqueológicos recientemente descubiertos, y explorar áreas en esa frontera desconocida entre Perú y Brasil.

Este año, gracias al patrocinio de GUTIOLI, el 7 de octubre, Diego Cortijo dirigirá una nueva expedición a la selva peruana, donde, gracias a  las informaciones recogidas en años anteriores, y en compañía de nativos de diferentes comunidades, quienes servirán de verdaderos guías, surcará afluentes del río Madre de Dios y explorará nuevas áreas de la selva sureste peruana, siguiendo los relatos de ancianos nativos que siguen hablando del paso de los incas, de inmensas tallas en piedra y de ruinas perdidas.

Aquellos lugares, ya relegados al mundo de las leyendas, siguen apareciendo en las crónicas y en antiguos documentos recientemente encontrados. Se dice que hasta esta zona llegaron los incas, refugiándose de los conquistadores españoles, se dice que aquí persiste inalterable una ciudad, Paititi. Sea leyenda o no, el paso de los incas parece incuestionable.

Con gran contacto con diferentes comunidades nativas, en esta expedición se recogerá importante información antropológica y ecológica y se terminará la producción de una película documental sobre la amazonía peruana.

Diario

Vídeo

Galería fotográfica