Iniciativa

En la primavera de 2014, el explorador polar Ramón Larramendi y su equipo realizarán una nueva expedición jamás realizada por el ser humano en Groenlandia, la isla más grande del mundo y aún hoy una de las menos conocidas. Un viaje en el que podrían batir el récord de distancia recorrida en un solo día: más de 500 kilómetros en 24 horas.

En esta ocasión, el objetivo es una ruta circular en el interior de la masa de hielo a bordo del Trineo de Viento. Más de 5.000 kilómetros en los que quieren demostrar las posibilidades del único vehículo eólico del mundo para convertirse en un ‘laboratorio móvil’ polar.

Se trata de una ruta geográfica pionera en la que volverán a poner a prueba el vehículo, una aventura científica que de nuevo batirá grandes récords. Para empezar, la tripulación se encontrará con vientos muy distintos, no siempre a favor, lo que permitirá mejorar la técnica que ya se ha utilizado en viajes anteriores.

No sólo recogerán muestras de hielo y nieve para analizar sus perfiles y comprobar sus niveles de contaminación; también tomarán medidas de la radioactividad que hay en los lugares de antiguas bases militares.

La expedición está prevista para los meses de mayo-junio, cuando hay luz solar prácticamente las 24 horas del día. La intención de los expedicionarios es hacer turnos de pilotaje para estar en marcha el mayor tiempo posible durante los 45 días de duración previstos en este nuevo reto de la exploración española. Los anteriores expedicionarios (Lonnei Dupre y John Hoelscher) que lo intentaron con medios de transporte no contaminantes (trineos con perros y kayak) tardaron cinco años, entre 1997 y 2001. ¡El equipo del Trineo de Viento invertirá sólo 45 días!

La tripulación estará compuesta por seis personas: miembros del Proyecto Trineo de Viento y técnicos colaboradores.
>> Más información

Diario

Galería fotográfica