Iniciativa

Expedición Las ruinas sumergidas de Yonaguni

Diego Cortijo, de la Sociedad Geográfica Española, ha recorrido el mundo detrás de aquellos lugares que todavía desafían a la historia. Tras sus ya cinco expediciones a la selva peruana, donde ha documentado lugares geográficos inexplorados, siguiendo las historias de la comunidades nativas acerca de lugares arqueológicos,  en el mes de febrero Diego parte hacia el otro lado del globo detrás de otra gran historia poco conocida pero igual de enigmática, “las ruinas sumergidas de Yonaguni”.

Japón, cuna de una de las más fascinantes culturas orientales, está formada por casi 3000 pequeñas islas, algunas de las cuales han tenido un desarrollo independiente al de la capital imperial.

Una de esas islas, la más alejada de la capital, la más occidental y de apenas 28 km 2 de superficie, alberga uno de los más interesantes misterios del mundo submarino. Se trata de las conocidas como estructuras de Yonaguni, una suerte de complejo tallado en la roca, a unos 25 metros de profundidad, que abre la veda de si tan extraña formación se debió a causas naturales o, como la mayoría de expertos apuntan, se trata de un trabajo humano. Este complejo nos situaría en un sitio arqueológico solamente visible durante la última glaciación, cuando el nivel del mar era casi 100 metros inferior al actual.

De la mano del geólogo MasaakiKimura, quien ha estudiado la formación durante casi 20 años, este 8 de febrero Diego Cortijo tratará de documentar el lugar, realizar las primeras filmaciones españolas y encontrar las claves que arrojen algo de luz sobre esta enigmática “ciudadela” submarina.

Diario

Vídeo

Galería fotográfica