Iniciativa

Expedición Cumbre de Hielo Groenlandia 2016

El Real Observatorio de Madrid ha acogido la presentación de la nueva expedición Groenlandia 2016 y del Proyecto Trineo de Viento, el laboratorio móvil diseñado por el explorador Ramón Larramendi para la investigación polar, su próxima aventura científica: la expedición“Cumbre de Hielo Groenlandia 2016”, patrocinada por Tierras Polares y apoyada por la Sociedad Geográfica Española.

En la presentación se dieron a conocer todos los detalles del nuevo diseño del Trineo de Viento (que presenta importantes novedades), de los proyectos científicos que se realizarán durante la travesía  y de la complicada ruta a seguir por los expedicionarios. Estarán varios de los expedicionarios, científicos españoles y miembros de la Sociedad Geográfica Española.

¿Por qué es importante el Proyecto Trineo de Viento?

Porque el Proyecto Trineo de Viento es una iniciativa única en el mundo. Basada en el vehículo menos contaminante y con más capacidad de carga que existe para la exploración en el Ártico y la Antártida, lleva en desarrollo 16 años y ha recorrido ya más de 20.000 kilómetros en siete expediciones polares. Aspira a convertirse en el eje de un programa nacional de investigación. Es una iniciativa que puede situar a España entre los países más innovadores de la ciencia en los Polos.

El décimo prototipo del Trineo de Viento, que desmontado ocupa no más espacio que un contenedor (4m x 2m x 2m) incorpora innovaciones respecto al anterior:

  • Se compone de cuatro unidades o módulos independientes. Cada una tiene cinco rieles de madera de arce laminada, con un total de  260 travesaños. Los módulos son: locomotora, dos módulos de carga o solares y tienda de habitabilidad.
  • La base, bautizada como “Trineo Larramendi,” mide 12 metros de largo por 3,30 metros de ancho, repartidos los cuatro módulos, cada uno con cinco rieles y más de dos centenares travesaños.
  • La estructura va atada con cuerdas, con un total de 1.200 nudos, lo que le proporciona flexibilidad y resistencia frente a las irregularidades del hielo. Asimismo, permite a este prototipo dividirse en dos partes de dos módulos cada una cuando las condiciones del hielo así lo precisan.
  • El vehículo pesa algo menos de 450 kilos, pero arrastrará 2.000 kilos de carga, en los que hay que incluir el material necesario para sobrevivir seis personas más de 30 días, las muestras científicas y los seis los miembros de la tripulación en cada fase.
  • El módulo locomotora, de 3,5  metros de largo, es el lugar desde el que se pilota, siempre con tres personas al mismo tiempo. En este prototipo no lleva ventanas transparentes. Es allí donde se encuentran los mandos y las poleas enlazadas con las líneas (cuerdas) a las cometas. En su interior  se sitúa una tienda para aumentar el confort de los pilotos, que va instalada en un soporte de madera que aumenta su estabilidad. Ese espacio también se utilizará para trabajar, para lo cual llevará en su interior un espacio diferenciado con mobiliario.
  • Los dos módulos solares o de carga son los que se destinarán a la carga: alimentación, instrumentación científica, recogida de muestras, etcétera. En total, el cálculo son 2.045 kilos. Sobre ambos módulos se situarán tres placas solares para el suministro de energía a los equipos científicos y de comunicación, con un total de 3 metros cuadrados de superficie.
  • El módulo habitabilidad: se sitúa sobre una gran tienda de campaña, especialmente diseñada para el trineo, que se utiliza como habitación y zona de descanso de la tripulación. Tiene un sistema especial de barras de aluminio rígido que se coloca como refuerzo cuando el viento supera los 70 km/h.  Cuenta con ventanas que permiten la entrada de los rayos solares, generando un  efecto invernadero que proporciona  calefacción durante todo el día. Este módulo tiene 4,5 metros de largo.
  • Las cometas que utiliza el Trineo de Viento son 15 unidades, miden entre cinco y 80 metros cuadrados y son del modelo NPW5. Se enlazan al trineo por cuatro tipos de líneas de 150, 300 y 500 metros de longitud, que se utilizan dependiendo de la fuerza y dirección del viento en altura. Todas llevan refuerzos de kevlar y han sido diseñadas para arrastrar el vehículo.

Nuestro agradecimiento al Real Observatorio de Madrid.

Más información

>> Página web

Diario

Galería fotográfica