Madrid 05.05.17

El miembro de la SGE Juan Menéndez Granados, ha llegado a la ciudad de Dalanzadgad, poniendo así el broche de oro a su último reto Mongolia 2017. Menéndez Granados voló hasta la capital Ulaan Baatar, el pasado martes 7 de marzo, pero unas anginas le impidieron comenzar la expedición hasta el jueves 23 del mismo mes. Su ciudad de partida fue Ulaangom.

La nieve, que inicialmente estaba prevista en los 40 primeros kilómetros, se convirtió en su primer obstáculo: tuvo que pedalear más de 200 kilómetros hasta conseguir superar la nieve y el hielo. Otro de los grandes problemas a los que se ha enfrentado ha sido la arena, pastosa y densa, que dificultaban las pedaladas. También el apartado tecnológico le jugó una mala pasada, rompiéndose su GPS cuando estaba en el ecuador de la expedición. Durante 43 días, el asturiano ha recorrido más de 2.500 kilómetros en solitario y sin ningún tipo de asistencia, pasando por pequeñas aldeas y poblaciones como Altai, Uliastai, Tsetserleg o el inmenso desierto de Gobi.

Menéndez Granados es un deportista extremo que ha pedaleado miles de kilómetros por los parajes más inhóspitos de los seis continentes sin ningún tipo de asistencia.

Galería

Diario

Saludos desde Ulaangom. 12 de marzo de 2017.

Llegada a Ulaangom

Saludos de Juan desde Ulaangom, punto de inicio de la aventura. #MongoliaSinMiedo #JuanSinMiedo

Publicado por Juan Sin Miedo - Juan Menendez Granados en Domingo, 12 de marzo de 2017

Ecuador de la expedición. 18 de abril de 2017

18.04.17  –  Ecuador de la expedición

El expedicionario asturiano Juan Menéndez Granados, comenzó a pedalear el pasado jueves 23 de marzo desde la plaza Tsedenbal de Ulaangom y ya ha superado la población de Tsetserleg, ubicada en las laderas nororientales de las montañas Jangai.
En estas primeras semanas, Juan ha pasado por pequeñas poblaciones y aldeas como Naranbulag, Lago Hyargas, Zavkhan, Altai o las montañas Tarvagatai, (puerto más elevado de la expedición con 2.000 metros de ascenso) recorriendo algo más de 1.400 kilómetros en 26 días. Los reajustes en la ruta trazada inicialmente, le han supuesto 170 kilómetros más, debido, principalmente, a la gran cantidad de nieve acumulada en la zona. Cabe recordar que el expedicionario tuvo que retrasar el inicio de la aventura desde Ulaangom más de una semana por unas anginas. Esto se tradujo en 215 kilómetros de nieve imprevista, (inicialmente se presuponían sólo 45), que le dificultó notablemente el avance. Superada la nieve se encontró con un barro denso que tampoco facilitaba las pedaladas.

Pero lo más grave se ha producido a su llegada a Tsetserleg: El GPS, fundamental en cualquier expedición, ha dejado de funcionar. Esto supone un serio problema para el asturiano, ya que esta segunda parte de la expedición es la más difícil en cuanto a orientación. Aun así, Juan ha decidido continuar, enfrentándose nuevamente a la adversidad, y culminar con éxito en Dalanzadgad la expedición Mongolia 2017.

Juan Menéndez Granados desde el desierto de Gobi en el ecuador de su última Expedición Mongolia 2017

Juan Menéndez Granados nos dedica unas palabras desde el desierto de Gobi

https://sge.org/wp-content/uploads/2017/03/Video-Juan-Menendez-Granados_Mongolia.mp4

Mongolia 2017 ¡reto conseguido!

Madrid 05.05.17

El miembro de la SGE Juan Menéndez Granados, ha llegado a la ciudad de Dalanzadgad, poniendo así el broche de oro a su último reto Mongolia 2017. Menéndez Granados voló hasta la capital Ulaan Baatar, el pasado martes 7 de marzo, pero unas anginas le impidieron comenzar la expedición hasta el jueves 23 del mismo mes. Su ciudad de partida fue Ulaangom.

La nieve, que inicialmente estaba prevista en los 40 primeros kilómetros, se convirtió en su primer obstáculo: tuvo que pedalear más de 200 kilómetros hasta conseguir superar la nieve y el hielo. Otro de los grandes problemas a los que se ha enfrentado ha sido la arena, pastosa y densa, que dificultaban las pedaladas. También el apartado tecnológico le jugó una mala pasada, rompiéndose su GPS cuando estaba en el ecuador de la expedición. Durante 43 días, el asturiano ha recorrido más de 2.500 kilómetros en solitario y sin ningún tipo de asistencia, pasando por pequeñas aldeas y poblaciones como Altai, Uliastai, Tsetserleg o el inmenso desierto de Gobi.

Menéndez Granados es un deportista extremo que ha pedaleado miles de kilómetros por los parajes más inhóspitos de los seis continentes sin ningún tipo de asistencia.